Luz Arcoiris

La “ola quieta”

Posted on: July 30, 2013

ola quieta 1

 

Coge tu equipo de buceo y sumerjámonos en este artículo para descubrir cuál es el problema que genera casi todos los demás. Será un viaje corto y efectivo. Allí descubriremos la diferencia entre dignidad (es tuya e intransferible) y ego (que te engaña)…

Las personas viven en un mar de dudas… lo hacen porque así lo quieren creer…Quizá entiendan que esas infinitas oscilaciones sobre las ideas les ejercitan la mente y, sin lugar a dudas, creen que eso es lo mejor. No obstante, según bajamos a las profundidades vemos que siempre están buscando y buscando soluciones alternativas a un problema resuelto. Todo esto pasa por la adoración a la “ola quieta”

En el mar todos sus fenómenos son interdependientes, armoniosos y se respetan. Ninguna parte duda de la dignidad del resto… Las olas nacen de la intensidad del viento y éstas y su fuerza forman las costas. De las corrientes marinas depende en gran medida el clima… y así nos pasaríamos un mar de letras explicando su composición y funciones… Ninguna parte molesta a otra, pues reconocen mutuamente su dignidad y el espacio que le corresponde en el todo que es el océano.

Las personas son también un océano y todas lo formamos, excepto cuando podemos ser “olas quietas”. Las olas quietas nacen del poder de cuestionarte a ti mismo sobre qué significas y si el resto de las partes te otorgan qué valor tienes en el mar, algo que ya ocurre pero que también cuestionas. Esas enésimas veces que te lo has auditado son tan peligrosas (lo verás en breve) que has perdido tu hoja de ruta y no sabes ahora si te toca ser corriente, espuma, remolino, formador de costas o una ola. Perdido en tu racionalización decides que el mar no está haciendo bien las cosas y llegas a esa conclusión porque ahora mismo tú no sabes qué tienes que hacer y en un mar perfecto eso no ocurriría. Por eso decides parar el mar (la vida). Justo en ese momento nacen las “olas quietas”.

Acabas de “darte cuenta por tu cuenta” de que el océano no es perfecto. Un parte de él, tú, no está realizando su trabajo. En ese momento decides parar el mar y como no se te advierte con facilidad entre tantos semejantes (espumas, olas, el intenso sonido del océano, las mareas) sales a la superficie y te conviertes en una “ola quieta”. De esta forma esperas que se percate el resto de tu presencia…

Salgamos a la superficie. Vamos a la playa. Miramos el mar. Ahora te vemos a ti cerca de la orilla. Eres una“ola quieta”. Nos preguntaríamos ¿Por qué no “caes”? Todas las demás olas cumplen su cometido y tú estás quieta, en el aire, sin irrumpir en la costa ni cumpliendo tu cometido. Sería un feo final para una ola… Todo le ocurrió por un mar de dudas. Su movimiento natural quedó interrumpido y no podrá hacer su “trabajo” ni convertirse después en otra parte del mar…

Eso es el ego. La falta de movimiento. Sólo así creer advertir al resto (en movimiento) de tu creencia y hacerles ver también que es posible. ¿Para qué? ¿Para nada? El ego es una “ola quieta”, no puede existir pero tú la fabricas para no moverte. El mar no te comprende porque serías capaz de pararlo por ti y las partes “sanas” del océano no harían nunca eso. Si no estás en movimiento estás sufriendo el síndrome de la “ola quieta”

Gracias por viajar conmigo. Por cierto, guarda el equipo de buceo que te he regalado y sácalo otra vez sólo para ayudar a otra “ola quieta”.

Felices días a tod@s 

La “ola quieta” es una inmersión en tus marejadas que dirige Miguel Ángel Blanco Martínez,

 

Advertisements

1 Response to "La “ola quieta”"

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

"Expande tu mente, despierta tu corazón"

Meditación para “Purificar las Emociones”

Reconcíliate con la energía de tu emoción aprendiendo a transformarla en energía a tu favor.

Para escuchar un fragmento de la meditación haz click aquí: Meditación

Si recibes inspiración , guía, orientación de este espacio, participa haciendo una donación. De esa manera se genera un intercambio equilibrado para que pueda seguir fluyendo información libre para todos. Gracias por tu apoyo!

Categorias

Visitas en Luz Arcoiris

  • 4,865,843 visitas
%d bloggers like this: