Luz Arcoiris

LOS CUATRO EGOS, LAS CUATRO ENERGÍAS QUE ANIMAN NUESTRO ORGANISMO.

Posted on: October 22, 2013

 

 

LOS CUATRO EGOS, LAS CUATRO ENERGÍAS QUE ANIMAN NUESTRO ORGANISMO.

Alejandro Jodorowsky nos habla de que no tenemos un solo ego, sino cuatro que son como cuatro caballos que hacen avanzar el carro de nuestro Yo corporal:

1.- INTELECTO: produce ideas, lo mental.
2.- EMOCIONAL: produce sentimientos, la vida emocional
3.- SEXUAL-CREATIVO: produce deseos, es la fuerza libidinal
4.- MATERIAL: es nuestro cuerpo con sus necesidades básicas y la vida material

Pasemos a desarrollar con algún ejemplo aclaratorio esta idea básica de la psicogenealogía jodorowskyana:

Ego intelectual o energía intelectual

-El filósofo que vive en su cabeza, es el perfecto ejemplo de una persona situada en su ego intelectual, que puede acabar sus días recluido en su mente. Quedando desconectado de su cuerpo, de sus emociones y su creatividad. Una persona que considera que todo el universo es algo racional y teme aquello que no puede explicar intelectualmente.

Ego emocional o energía emocional

-Un ejemplo de este ego emocional podrían ser los seguidores “fanáticos” de cualquier partido político. Los que asisten con su “banderita” de un determinado partido a un mitin en campaña electoral. Cada palabra de su “gurú político” es aclamada como si les fuera la vida en ello. Realizan cánticos colectivos donde se descalifica al rival político de turno. Impregnados de un sentimiento de afinidad, todos comparten similares emociones conectadas con una determinada manera de entender la vida. Tal vez no nos habíamos dado cuenta de lo mucho que se parece un mitin a un partido de fútbol. Donde el aficionado también realiza cánticos colectivos, donde los gritos e insultos al rival pueden acompañarse con banderas de los colores del equipo.

El ego emocional nos habla de sentimientos y nos conecta con el corazón. Ego que en el árbol genealógico está relacionado con nuestros abuelos y sus hermanos…
Al igual que evaluamos las ideas, para conservarlas o deshacernos de ellas según su grado de utilidad y belleza, también debemos examinar nuestros sentimientos para ver si son auténticos o no. Todo sentimiento que nos lleve a la guerra y a la confrontación es algo de lo que deberíamos prescindir. Los sentimientos auténticos son aquellos que nos conducen a la paz

Ego libidinal o energía sexual y creativa

-Queda representado por aquel que sólo vive para seducir o ser seducido. La persona que dice que en la vida sólo hay sexo y olvida incluso sus capacidades creativas.

Ego material o energía material

-El ejemplo más visible es el cuerpo musculado del personaje que vive en un gimnasio, obsesionado por la dieta y por la comida con pocas calorías. Otra de las caras de este ego es la necesidad de mantener una edad corporal determinada, entre 20 y 35 años. Luchando contra el paso del tiempo a golpe de bisturí.
Este es un ego que no desea desaparecer como demuestra la siguiente historia:

Se trataba de un gran gurú rodeado por todos sus discípulos en ese difícil tránsito hacia la muerte. Entonces uno de sus discípulos se acercó para preguntarle por sus últimas palabras

El gurú contestó: ¡No quiero morir! ¡No quiero morir! ¡No quiero morir!

Nuestro problema es que mezclamos los cuatro centros (egos) creyendo que son uno solo y que este solo es de naturaleza intelectual.
Cuando en realidad deberían de estar equilibrados, cuando uno se desarrolla en exceso, los otros tres se desarrollan en defecto, quedan inmaduros, reprimidos, insatisfechos.

Alejandro Jodorowsky discrepa con algunas corrientes espiritual defensoras de la idea de que tenemos que matar al ego para llegar a la iluminación, o a tener un nivel de consciencia elevado. Dice que el ego no hay que matarlo, sino domarlo.

A veces compara nuestro ego con un perro, cuyas cuatro patas, esas cuatro energías, deben de ir encaminadas en la misma dirección. Si cada pata lleva un camino distinto, el perro se cae y da con la panza en el suelo. No llega a ningún sitio. Es lo que pasa cuando pensamos una cosa, queremos otra, deseamos algo diferente y hacemos al contrario.

También nuestra mano tiene una disposición que nos permite comprender los cuatro egos y la quinta esencia. El dedo índice es el que representa el ego intelectual, a su lado tenemos el dedo corazón representa al ego emocional, a continuación el anular se conecta con el ego libidinal y el meñique representa el material o corporal. Podemos ver como el pulgar es otra cosa, se separa de los otros cuatro, representa nuestra quinta esencia

Estos cuatro centros no se comunican entre si (tienen lenguajes diferentes) y llevan su propia vida independiente los unos de los otros. Y es por ello que resulta necesaria una cierta sabiduría interior, que Alejandro Jodorowsky llama la quintaesencia debe traducirnos el lenguaje de los mismos. Su papel consiste en hacer que todos esos lenguajes se vuelvan compatibles entre sí a fin de que el intelecto comprenda al corazón, al sexo y al cuerpo.

Podemos preguntarnos: ¿Por qué no vivir en todos los egos, trasladándonos de uno a otro, sabiamente conducidos por nuestra alma o quinta esencia?

El perro debe de seguirnos hacia donde vaya el ser esencial, hacia nuestra finalidad. Si no es así, somos nosotros los que seguimos al ego, vamos encaminados a metas que no son las esenciales.

1.-El intelecto quiere ser, debes enseñarle a no ser (mente vacía)
2.-El corazón quiere ser amado y amar, debes proporcionarle la paz (corazón lleno)
3.-El sexo quiere crear debes enseñarle a morir (mutación del ego en esencia impersonal)
4.-El cuerpo quiere actuar, debes enseñarle a meditar (lo inmovilizamos durante unos minutos al día)

Los cuatro palos del Tarot, el Oro, el Basto, la Espada y la Copa, nos simbolizan: hablan del cuerpo, del sexo, del intelecto y de la energía emocional. Alejandro Jodorowsky habla de las doce deformaciones, que describen las formas en que se vive con uno de los egos se invadido por otro.

También nuestro árbol genealógico está conectado con estos centros:

-El ego material en nuestra hermandad

-El ego libidinal en el nivel de nuestros padres y sus hermanos

-El ego emocional a la altura de nuestros abuelos y sus hermanos

-El ego intelectual con los bisabuelos

El Arte Intuitivo de Sanar

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

"Expande tu mente, despierta tu corazón"

Meditación para “Purificar las Emociones”

Reconcíliate con la energía de tu emoción aprendiendo a transformarla en energía a tu favor.

Para escuchar un fragmento de la meditación haz click aquí: Meditación

Si recibes inspiración , guía, orientación de este espacio, participa haciendo una donación. De esa manera se genera un intercambio equilibrado para que pueda seguir fluyendo información libre para todos. Gracias por tu apoyo!

Categorias

Facebook Luz Arcoiris

Visitas en Luz Arcoiris

  • 4,753,422 visitas
%d bloggers like this: