Luz Arcoiris

Posts Tagged ‘dolor

fractal

  

Cuando pasamos  por las experiencias dolorosas de la vida, automáticamente tratamos  de no sentir el dolor.   Lo hemos hecho desde la infancia.  Aislamos el dolor físico  retirando nuestra conciencia de la parte del  cuerpo dolorida. Combatimos la angustia mental y emocional  tensando los músculos  y encerrándola en nuestro         inconsciente. Para mantenerla a raya en el inconsciente (o a veces justo por debajo del nivel de la conciencia), creamos toda suerte de distracciones en nuestra vida que alejen nuestra atención  de ella. Podemos  mantenernos muy ocupados y hacernos adictos  al trabajo, o tomar el camino contrario  hacia el paraíso  de la televisión. Muchos de nosotros nos hacemos adictos a las drogas, al tabaco, al chocolate o al alcohol. Otros se vuelven adictos  al perfeccionismo, a ser los mejores o los peores.  Proyectamos nuestros problemas sobre los demás y nos preocupamos por ellos en lugar de tratar de resolver nuestros  propios conflictos. Dirigimos  mal o reducimos grandes  cantidades de energía  con el fin de evitar sentir dolor, incluyendo lo que sentimos  en el momento presente  y ser quienes somos en ese momento.  Creemos que da resultado. Creemos  que podemos  pasar sin sentir ni ser quienes  somos, pero no funciona. El precio es alto, pero podemos llegar a negar que haya un precio. El precio  es la vida.         Consideramos que la única forma posible  de detener todo ese dolor consiste en interrumpir el flujo de energía  que contiene el dolor. Hay flujos de energía  específicos que contienen  dolor fisico, dolor emocional y dolor mental. Por desgracia, este flujo energético incluye también todo lo demás. El dolor no es más que una parte. Cuando detenemos  la experiencia negativa  del dolor, la ira o el miedo a cualquier  situación desagradable, también podemos  detener la experiencia positiva, incluidos los aspectos fisicos,  emocionales y mentales  de esa experiencia.

Quizá no seamos conscientes de este proceso  porque, para cuando hemos alcanzado la edad de la razón, lo hacemos habitualmente. Cercamos nuestras heridas.  Al cercar nuestras  heridas, bloqueamos también  la conexión con nuestro centro o núcleo interno. Puesto que el proceso creativo  emana del núcleo creativo que reside dentro de nosotros,  encerramos también nuestra  creatividad. Hemos tapiado  literalmente la parte más  profunda de nosotros  respecto a nuestra conciencia y vida exterior.

Conglomerados de tiempo psíquico congelados

El dolor que hemos reprimido empezó muy temprano  en nuestra infancia,  muchas veces antes incluso  de nacer, en el seno materno. Desde esa temprana  infancia en que interrumpimos el flujo de energía en un episodio   de dolor, congelamos ese evento tanto en su dimensión  energética como temporal. Es lo que denominamos un   bloqueo en el campo aural. Puesto que el campo aural Read the rest of this entry »

  

0aSiendoPazEnElCaos.J.A.Pagano

Este mensaje contiene el poder alquímico de la oración. Su espíritu despierta, en cada corazón, la claridad de la confianza, para que todos nos levantemos y nos pongamos en acción, creando  una brillante revolución consciente, que transmute el miedo, la indiferencia y el dolor en sanas y luminosas frecuencias que se nutran del amor para que podamos evolucionar sintiendo. Este es el tiempo clave de abrirnos, recordar y compartir, para poder sonreír, siendo paz en el caos.

Hay tensión, agitación, y muchas emociones contenidas que parecen estar a punto de estallar. Quienes saben cómo manipular, y pretenden perpetuar la vibración del miedo, incitan a pelear con la excusa de que así se logran los cambios. Pero no es a través de la violencia y la represión que se restaura la calma, sino aprendiendo a amar, siendo solidarios, animándonos a perdonar y volviéndonos más y más responsables del presente que plasmamos al pensar, sentir y actuar.

Esa es la gloriosa revolución consciente que internamente somos llamados a impulsar. Esa es la fulgurante transformación humana que estamos destinados a consolidar, al sumar y entrelazar nuestros dones y talentos. Por eso es vital recordar que por más insignificantes que pretendan hacernos creer, todos tenemos algo muy valioso que aportar si nos atrevemos a sentir y somos fieles a nuestra sabia voz interior, que nos orienta a confiar y vibrar en la frecuencia del amor.  Read the rest of this entry »

snipit12

Una pregunta frecuente es: “¿cuánto tiempo se necesita para liberarse del cuerpo del dolor?” Eso depende, por supuesto, de la densidad del cuerpo del dolor y del grado o intensidad del estado de Presencia de la persona. Pero la causa del sufrimiento que nos infligimos e infligimos a los demás no es el cuerpo del dolor sino la identificación con él. No es el cuerpo del dolor sino la identificación con él la que nos empuja a revivir el pasado una y otra vez y la que nos mantiene en un estado de inconsciencia. Por consiguiente, sería más importante preguntar lo siguiente: “¿Cuánto tiempo se necesita para dejar de identificarse con el cuerpo del dolor?”

Y la respuesta a esa pregunta es que no se necesita tiempo. Cuando se activa el cuerpo del dolor debemos reconocer que lo que sentimos es el cuerpo del dolor interno. Ese reconocimiento es todo lo que se necesita para romper la identificación con el cuerpo del dolor. Y cuando la identificación cesa, comienza la transmutación. El hecho de saber impide que la vieja emoción se suba a la cabeza y se apodere no solamente del diálogo interno sino también de nuestros actos y de nuestras interacciones con los demás. Esto significa que el cuerpo del dolor queda imposibilitado para renovarse a través de nosotros. Entonces la emoción permanece en nosotros durante un tiempo y emerge periódicamente.
Ocasionalmente puede también engañarnos para que nos identifiquemos con ella y no podamos ver la identificación, pero no por mucho tiempo. El hecho de no proyectar las viejas emociones sobre las situaciones implica tener que enfrentarlas directamente en nuestro interior. Si bien puede no ser agradable, no nos matará. Nuestra Presencia es más que capaz de repelerla. La emoción no es nuestra esencia.

Cuando sienta su cuerpo del dolor, no caiga en el error de pensar que hay algo malo en usted. Al ego le encanta cuando nos convertimos en problema. El reconocimiento debe ir acompañado de aceptación. Cualquier otra cosa lo debilitará. Aceptar implica permitirnos sentir lo que sea que estemos sintiendo en el momento. Es parte de la existencia del Ahora. No podemos discutir con aquello que es. Bueno, sí se puede, pero a costa del sufrimiento. Aceptando nos convertimos en lo que somos: vastos y espaciosos. Nos convertimos en el todo que somos, dejamos de ser un fragmento como lo cree el ego y damos paso a nuestra verdadera naturaleza. 

Eckhart  Tolle.


"Expande tu mente, despierta tu corazón"

Meditación para “Purificar las Emociones”

Reconcíliate con la energía de tu emoción aprendiendo a transformarla en energía a tu favor.

Para escuchar un fragmento de la meditación haz click aquí: Meditación

Si recibes inspiración , guía, orientación de este espacio, participa haciendo una donación. De esa manera se genera un intercambio equilibrado para que pueda seguir fluyendo información libre para todos. Gracias por tu apoyo!

Categorias

Visitas en Luz Arcoiris

  • 5,252,633 visitas