Luz Arcoiris

Posts Tagged ‘mas alla

Corbis

¿La muerte es el fin de la existencia o más bien una puerta de entrada a otra vida? Un costoso proyecto investigará aspectos de la inmortalidad, incluyendo las experiencias cercanas a la muerte.

Durante miles de años, los seres humanos han tratado de averiguar si hay vida después de la muerte. Pese a las investigaciones llevadas a cabo en el campo de la neurociencia y la psicología, los casos de experiencias cercanas a la muerte siguen sin contar con una explicación científica convincente. Abundan conjeturas sobre una vida futura, pero no estudios exhaustivos al respecto. 

Tenemos una necesidad humana profunda de entender lo que nos pasa después de la muerte

 
Gracias a la Fundación John Templeton, todo eso podría cambiar. La institución ha decidido invertir cinco millones de dólares en Immortality Project (Proyecto Inmortalidad), una investigación que abarca una amplia gama de temas relacionados con la inmortalidad. Read the rest of this entry »

42-hemel1

Testimonio publicado en la revista norteamericana “Newsweek”

Nos lo acaba de enviar el doctor Jorge Carvajal y ha sido publicado, nada más ni nada menos, que en la prestigiosa revista “Newsweek”. Se abren las puertas de los misterios. Nuevas y reveladoras realidades comienzan a calar nuestras mentes, también las de los más escépticos. Gracias al Cielo, el velo se levanta poco a poco… Un neurocirujano viene del más allá y nos narra su experiencia…

La famosa revista Newsweek sorprendió a muchos en su edición de Octubre 2012 con una portada y un titular impactante: “El cielo es real – La experiencia de un Doctor en el más allá”. La revista publica un artículo escrito por un prestigioso neurocirujano estadounidense que luego de haber vivido una Experiencia Cercana a la Muerte (ECM), asegura haber visto y viajado al más allá. Presentamos a continuación la traducción completa de la nota de Newsweek.

Como neurocirujano, yo no creía en el fenómeno de las experiencias cercanas a la muerte. Hijo de un neurocirujano, crecí en un mundo científico. He seguido el camino de mi padre y me convertí en un neurocirujano académico, enseñando en Harvard Medical School y otras universidades. Entiendo lo que ocurre en el cerebro cuando las personas están a punto de morir, y siempre había creído que había una buena explicación científica para los viajes celestiales fuera del cuerpo, descritos por aquellos que escapaban a la muerte por poco. El cerebro es un mecanismo sorprendentemente sofisticado pero extremadamente delicado. Si se reduce la cantidad de oxígeno que recibe, así sea la cantidad más pequeña, este reaccionará. No era una gran sorpresa que las personas que habían sufrido un traumatismo grave regresaran de sus experiencias con historias extrañas. Pero eso no significaba que habían viajado a algún lugar real.

Aunque me consideraba un creyente cristiano, era más de título que de creencia real. No me molestaban los que querían creer que Jesús era más que simplemente un buen hombre que había sufrido a manos del mundo. Simpatizaba profundamente con aquellos que querían creer que había un Dios en alguna parte ahí fuera que nos amaba incondicionalmente. De hecho, envidiaba a esas personas la seguridad que esas creencias sin duda les proporcionaban. Pero como científico, simplemente creía que era incorrecto creer en eso. En el otoño de 2008, sin embargo, después de siete días en un estado de coma en el que se inactivó la parte humana de mi cerebro, el neocórtex, experimenté algo tan profundo que me dio una razón científica para creer en la conciencia después de la muerte. Read the rest of this entry »

ve mas alla[1]

¿Escucharon alguna vez la palabra “metanoia”? 

Probablemente no. Y si la oyeron, seguramente la hayan oído muchas veces menos que la palabra “arrepentimiento”. El catolicismo ha basado gran parte de su doctrina en el arrepentimiento. Y sin embargo, Jesús tal vez nunca haya pronunciado esa palabra.  El término “arrepentir”, derivado de la voz latina “poenitere”, que significa “hacer penitencia”, fue introducido en la traducción romana de los Evangelios. En la traducción griega, en cambio, aparece en su lugar el término “metanoien” –en español, “metanoia”–, que proviene de “meta”, que significa “más allá”, y “nous”, que significa “mente”. 

Según la versión griega, que al menos a mí, en este punto, me resuena más que la romana, Jesús no habla de arrepentirse, de hacer penitencia, de arrastrarse por los rincones, castigándose a uno mismo por los pecados cometidos, como medio hacia la salvación.  Jesús habla de algo completamente distinto. Dice que el error –el pecado– es quedarse en la mente. Creer lo que nos dice la mente. Caer en el engaño de la mente. 

La salvación, dice Jesús –al menos en griego–, está más allá de la mente.  “Arrepentíos, porque está cerca el reino de los cielos”, se lee en Mateo 4:17 en mi Biblia, obviamente traducida al español del latín.  Expresada de esa forma, la frase de Jesús invita al miedo, a arrepentirse antes de que sea tarde, porque el reino de los cielos se acerca y te quedarás afuera si no te has autoflagelado a tiempo.  Eso no suena como un mensaje de Jesús, quien basaba su prédica en el amor, que es precisamente lo contrario del miedo. 

Si mi Biblia estuviera traducida del griego, diría: “Id más allá de la mente, porque está cerca el reino de los cielos”. Con lo cual no sólo cambia la primera parte de la oración, sino también la segunda.  Ahora, esa segunda parte ya no habla de tiempo, sino de espacio. Que el reino de los cielos está cerca ya no significa que está acercándose en el tiempo, sino que está en un lugar cercano en el espacio. Más cercano de lo que imaginamos.  El reino de los cielos está a nuestro alcance. En cualquier momento podemos decidirnos a entrar en él.  Pero dar el paso hacia ese lugar no es sencillo. De hecho, es el paso más difícil para cualquier ser humano.  Implica renunciar a todo lo que nuestra cabeza nos dice que es importante, desprenderse de todo lo que nuestro cerebro nos dice que tiene valor.  Ese es el vía crucis. Ese es el sacrificio.  No hay que morir en un sentido físico para acceder al reino de los cielos, sino en un sentido psicológico.  Dar el paso hacia el reino de los cielos, hacia el más allá, es morir en este plano… para elevarse más allá de la mente.  — el ZENtido de la vida — 


"Expande tu mente, despierta tu corazón"

Meditación para “Purificar las Emociones”

Reconcíliate con la energía de tu emoción aprendiendo a transformarla en energía a tu favor.

Para escuchar un fragmento de la meditación haz click aquí: Meditación

Si recibes inspiración , guía, orientación de este espacio, participa haciendo una donación. De esa manera se genera un intercambio equilibrado para que pueda seguir fluyendo información libre para todos. Gracias por tu apoyo!

Categorias

Visitas en Luz Arcoiris

  • 5,252,597 visitas